Qué es el “windowing” y por qué no debes usarlo